Estás leyendo: Un día para la visibilidad
Comparte esta noticia

Calabozos y geeks

Un día para la visibilidad

Luis Addams

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Como cada año, me es difícil ignorar esta fecha porque no veo que tenga eco en otros espacios más allá de los lugares comunes, incluso algunos espacios de “diversidad” lo ignoran completamente. Desde 1999 el 23 de septiembre se hace un llamado a celebrar la B en LGBT+. La conmemoración fue el resultado de tres activistas Wendy Curry, Michael Page y Gigi Raven. Y no sé si estas líneas se las lleve el olvido pero las ganas de escribirlas es mayor.

El Día de la Visibilidad Bisexual (que abarca a todos los espectros, incluyendo pansexual, fluido y queer porque no es atracción a dos géneros sino a cualquiera) es necesario, porque a pesar de todo, quienes encajan así siguen siendo rechazados incluso por los mismos que deberían tenderles la mano. Si te identificas con la B, quiero recordarte algunos puntos importantes: que no se trata de dos piezas de un rompecabezas sino de una identidad completa; que el grado de atracción por cualquiera de los géneros no es proporcional a tu validez por definirte así.

Que no tienes que probarlo a nadie ni responder preguntas, mucho menos disculparte por ello. Otro aspecto importante es que en realidad a veces no “todo mejora” pero tú si mejoras, y que si decides ser discreto no debes avergonzarte. Hay quienes pueden vivir abiertamente pero si en tu caso el ambiente familiar, laboral o social no te lo permite, no pasa nada, porque primero está tu seguridad.

Al final encontrarás lugares donde puedas ser tan abierto y recibas el respeto que mereces. Recuerda que salir con alguien del mismo sexo o del sexo opuesto o alguien no binario no borra tu identidad. Porque aunque estamos en 2020, tristemente los avances en, precisamente el respeto que merece cualquier orientación sexual, sigue siendo en ocasiones ignorado, en favor de la burla, el humor o la opinión personal de un aspecto que no está a debate porque se trata de algo tan natural como ser zurdo, diestro o ambidiestro. Por otra parte, si no es tu caso pero conoces a alguien o alguna vez te cruzas con alguien que si lo es, la sugerencia es que, si no comprendes cómo funciona eso, no pasa nada, porque no es necesario entenderlo, tan solo respetarlo, no definir a esa otra persona, mejor escuchar y aprender. Afortunadamente día a día nos topamos con personajes en series de televisión, alguna que otra película, donde hay presencia y eso genera conversación, lo cual será siempre un aspecto positivo. Así como celebridades que le dan rostro a las identidades en el espectro bisexual que también se aplauden. Un día para dar luz al tema que nunca está de más.

Twitter: @luisaddams

Ocio icon
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...