Estás leyendo: El recuento de Malasuerte
Comparte esta noticia

Calabozos y geeks

El recuento de Malasuerte

Luis Addams

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Su nombre es Tomás Peralta pero todos lo conocen como el Malasuerte porque nació un martes 13 y con cabello rojo. Creció con el desprecio y rechazo de la gente de su pueblo. Este año Editorial Oceano presenta una recopilación con las tres historias conocidas Malasuerte en Tijuana, La mujer de los hermanos Reyna y Juan Tres Dieciseis llamada simplemente Detective malasuerte. Para lo cual Peña tuvo que dar una revisión a dichos relatos.

En entrevista compartió que esa experiencia fue muy divertida, “en la medida en que tuve la oportunidad de dejar cosas más claras que en su primera versión, algunos pasajes que quedaron sin detallar. Y ahora ya más relajado pude hacerlo, dejar claros muchos aspectos que a lo mejor estaban difusos en la primera aparición de estas historias. Además de ello apreté las tuercas a los tres libros para que el arco que los une fuese más fuerte, así que si bien tienen muchos personajes en común cada uno, si sentí necesario que hubiera un hilo narrativo. Todo eso suena aburrido pero en la práctica es fascinante, no solo crear mundos y personajes sino establecer la relación de todos estos”. La concepción de este detective, para el autor, fue una “especie de epifanía literaria, donde todo aparece ya concebido y culminado en un mismo instante. En ese sentido creo que no hago gran cosa yo sino si la inspiración de San Dante Alighieri me entregara todo culminado, y mi trabajo ya es ser un buen transcriptor. De manera que yo pueda aterrizar esta inspiración que se encuentra en una especie de mundo platónico y aterrizarla en este plano terrenal, y que llegue aquí con la menor cantidad de impurezas, esto sean prejuicios raciales, políticos, que este producto esté libre de todo eso”. Uno de los aspectos a resaltar de estas historias es la manera eficaz que tiene para adentrarte a las sensaciones y ambientes donde se ubica.

“Creo que era mi trabajo dejar claro cuál era mi Tijuana, y no solo se sensación térmica, sino como huele, como se ve, que son las cosas que ocurren ahí, cuáles son sus habitantes y eso ya depende de que tanto es uno un narrador haciendo su trabajo, espero que los lectores aprecien mi esfuerzo. Pero creo que esos detalles tienen que ver mucho con las cualidades del narrador. Siempre me repito diciendo en talleres que imparto cuando menciono que es fácil ser complicado, lo difícil es ser comprensible. Eso es el gran reto de escritores, que al lector no le quede duda de lo que está leyendo. Es muy fácil después echarle la culpa a la gente de por qué no leen, cuando los que deberíamos estar analizándonos somos nosotros mismos los escritores”

Twitter: @luisaddams

Ocio icon
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...