Estás leyendo: Mascotas: Sonidos que molestan a perros y cómo evitar les afecten
Comparte esta noticia

Mascotas: Sonidos que molestan a perros y cómo evitar les afecten

Mascotas

Los perros necesitan sentir que están a salvo a fin de evitar accidentes, lesiones y extravíos

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El mes patrio es uno de los momentos más festivos y efusivos de la segunda mitad del año, a partir de esta temporada se acercan diferentes festividades que pueden motivar a generar mayor ruido y bullicio. Aunque tú no lo percibas, el oído de los caninos les permite percibir sonidos a grandes distancias e incluso aquellos de alta frecuencia como el motor de un vehículo o las sirenas de una ambulancia. Sin embargo, hay algunos sonidos en concreto que pueden ocasionarle malestar o incluso ser perjudiciales para ellos.

De acuerdo con el estudio Firework fears and phobias in the domestic dog de la Universidad de Bristol, los estímulos auditivos que se producen de manera impredecible, intermitente y de alta intensidad (como en el caso de los fuegos artificiales) son particularmente estresantes para ellos y llegan a tener un impacto a largo plazo en su salud. Full Life, alimento premium con fitonutrientes naturales comparte tres tipos de ruidos a los que los perros son sensibles:

Sonidos cortos y repentinos

El claxon, las sirenas y hasta las campanas de los servicios de limpieza pueden provocarle ansiedad a los caninos, quienes reaccionarán con fuertes ladridos o correteando en el lugar donde se encuentren.

Sonidos intensos

Por ejemplo, tormentas, disparos y pirotécnia; suelen ser secor y de intensidad elevada. Estos son los más temidos por los perros y a raíz de éstos pueden desarrollar sensibilidad por los ruidos intensos o explosivos.

Sonidos prolongados

En el caso de las aspiradoras, secadoras, taladros y en ocasiones la televisión, su alta frecuencia, su repetitividad y la cercanía a la que se encuentran pueden convertirse en sonidos desagradables.

Cada perro es diferente, algunos tendrán mayor o menor sensibilidad y reaccionarán acorde a la misma. No obstante, si observas a tu perro jadeando, con la respiración acelerada, temblando o intentando huir, existen medidas que puedes tomar a fin de evitar que estas molestias provoquen una situación peligrosa como un accidente o la desaparición de tu mascota.

En primer lugar, acostumbra a tu perro a los sonidos agradables como la música, se puede emplear la música clásica como un medio para reducir el estrés y distraerse de los ruidos del exterior. Si tu perro está alterado, procura ser paciente con él y evita los regaños o alzar la voz; es preferible que permanezcas tranquilo y le demuestres tu afecto y protección mientras el perro se acomoda en un lugar que considere seguro.

Evita encerrarlo en un espacio reducido o amarrarlo, ya que en el caso de un ruido intenso es probable que busque la forma de huir del lugar y en el proceso se lastime. Si conoces de antemano la posibilidad de que haya un ruido fuerte, lo más recomendable es asignarle un espacio donde pueda sentirse tranquilo y esté bien resguardado en caso de que busque escapar. Además, si juegas con él agotará su energía y estará más calmado cuando el momento llegue, también puedes utilizar el juego como un distractor en caso de ruidos más leves.

También puedes buscar incrementar sus niveles de serotonina, esta sustancia ayuda a moderar la ansiedad y el miedo. Los paseos diarios y una dieta balanceada rica en nutrientes son excelentes opciones para obtener serotonina.

​LAT

Ocio icon
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...