Estás leyendo: Nutrición para un loro sano
Comparte esta noticia

Nutrición para un loro sano

Mascotas

Una mala alimentación puede cortar drásticamente la esperanza de vida de tu mascota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las aves son una de las opciones comunes para tener como mascota ya que son compañeras longevas que pueden socializar con las personas y amenizar el ambiente; no obstante existe una grave desinformación a su alrededor. 

Alejandro Casillas, MVZ especialista en Aves, expresa “México siempre ha sido un país en el que tener aves es una tradición, desde tiempos prehispánicos se sabe de la existencia del totocalli, la casa de las aves de Moctezuma. Desde siempre hemos tenido loros mascota, no está mal tener animales de este tipo siempre y cuando cumplan con sus requisitos: buen espacio, buena comida, sus revisiones periódicas al veterinario y que sea un animal adquirido de una manera legal”.

En el caso de las citacidas, la familia de los loros, existen varias creencias populares respecto a su alimentación que pueden resultar dañinas. En primer lugar, los loros son principalmente animales frugívoros con casos aislados de omnívoros. Además de una dieta a base de plantas, hay que considerar que una alimentación balanceada también dependerá de la edad del ave, su lugar de procedencia y sus hábitos, por lo que es importante consultar a un especialista para determinar el tipo de alimentos que se les puede proveer, su porción, entre otros detalles.

Casillas, quien está habituado a este tipo de consultas, suele proporcionar a los cuidadores de sus pacientes una lista general de alimentos permitidos y aquellos prohibidos. Entre los alimentos más dañinos se encuentra el aguacate, chocolate y jitomate “además de eso, la sandía, café, cebolla, ajo, lácteos, berenjena, puerro o poro, mariscos”. De acuerdo con el veterinario, la papa y el camote cocido se puede ofrecer de manera sumamente limitada, ya que no forman parte de su dieta natural “son animales que viven en los árboles, no están escarbando para obtener alimento”.

Uno de los principales problemas, es la hipervitaminosis, así como las dietas ricas en lípidos como semillas de girasol, masa y pan, mismas que pueden acortar la vida de las aves. De acuerdo con Casillas “un loro promedio llega a vivir unos 70u 80 años, un loro pequeño 20 o 30 años… he tenido pacientes que viven 8 o 10 años y la gente piensa que es normal porque lo comparan con la vida de un perro”. 

Lamentablemente, los primeros signos de malestar no se suelen detectar debido al síndrome de enmascaramiento “consiste en que un ave cuando está enferma no demuestra sus síntomas porque mostrarlos la vuelve una presa fácil para los depredadores”.

Además de la asesoría en nutrición, un especialista en aves podrá indicarte los lugares donde puedes adquirir un ave criada en cautiverio con una tenencia legal, en este caso, los loros mexicanos están protegidos por la Ley General de Vida Silvestre Art. 60 Bis 2, “dice que ninguna especie de citácidos cuya distribución natural sea dentro de mexicano no está permitida su venta, tenencia o transporte”. La tenencia de un loro adquirido en el mercado negro podría significar de 1 a 9 años de prisión más agravantes. Los criadores autorizados cuentan con un método de marcaje (anillos, principalmente) y extenderán un oficio de venta que servirá como un comprobante legal.


LAT

Ocio icon
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...