columnas

OCIO | La guía para vivir la ciudad
Código del impreso: O18
El top 5 de mi iPod: Ineludibles de 2015
Música
 
Por 

Semana tras semana he procurado distinguir en esta columna algunos de los lanzamientos que han hecho de 2015 un año fantástico en lo que a la música respecta. Sin embargo nada, por más constante que sea, parece ser suficiente para en alguna medida conseguir una visión que abarque lo mucho que sucede en este territorio en los días marcados por la apabullante diversidad de Internet. Así, lo mismo abordé discos como Edge of the Sun de Calexico, Have You In My Wilderness de Julia Holter, Gates of Gold de Los Lobos, Anthem For Doomed Youth de The Libertines, Fresh Blood de Matthew E. White, Ones and Sixes de Low, Heavy Love de Duke Garwood, por sólo recordar algunos. A continuación, cinco más que me parece pertinente no dejar de lado ahora que el año encara su recta final

 

Courtney Barnett / Sometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just Sit (Mom + Pop) 

El debut oficial de esta imaginativa cantante australiana resultó una de las cosas más refrescantes que hemos recibido en nuestros oídos en los últimos meses. Un álbum que nos enfrentó tanto a su incesante elocuencia lírica como a su atrayente sencillez musical. Once canciones que resultan como si atendieras once relatos, distintos en atmósfera y contenido uno del otro, pero todos contundentes. “Elevator Operator” marca su ataque verbal con buenos riffs que “Pedestrian At Best” y “Dead Fox” llevan hasta sus últimas consecuencias. “An Illustration of Loneliness (Sleepless In New York)” aporta su vertiente más lúdica, mientras que “Depreston” resulta una melodía suave y seductora de la cual es imposible escapar.

 

Sons of Bill / Love and Logic (Gray Fox Records / Thirty Tigers)

El quinteto formado por los hermanos James, Abe y Sam Wilson llega a su cuarto trabajo en forma inmejorable. Americana neta que evoca a agrupaciones de la mejor tradición del rock estadounidense, de The Band a Wilco. “Big Unknown” y “Brand New Paradigm”, las dos primeras, dejan en claro las armonías vocales y el tejido instrumental que caracteriza a un sonido que arranca escalofríos. “Road to Canaan” da continuidad a la tradición de las mejores baladas bucólicas del rock sureño estadounidense. Y “Bad Dancer” sube de voltaje mientras que “Arms of the Landslide” es un homenaje a los primeros años de R.E.M. hecho con autoridad y veneración.

 

Sufjan Stevens / Carrie & Lowell (Asthmatic Kitty)

¿La obra maestra de uno de los más ambiciosos compositores de nuestros días? Puede ser. Y aquí, más que buscar melodías que incorporan distintos recursos y que resultan tan alambicadas como revolucionarias, Stevens opta por la sencillez acústica para contarnos en once canciones la multiplicidad de sentimientos hacia una madre disfuncional que pese a todo perdura en su recuerdo. Imperdible.

 

Algiers / Algiers (Matador)

Otra de las sorpresas del año. Soul, trip hop, distorsión y experimentación parecen guiar el trabajo del trío encabezado por el genial Franklin James Fisher, cuyo sonido nos llega como un derechazo a la mandíbula. “Claudette”, “Blood” y “Black Eunuch” están entre las canciones más perturbadoras e hipnóticas que hemos escuchado en los días recientes.

 

Hop Along / Painted Shut (Saddle Creek)

Frances Quinlan posee una de esas voces que hay que escuchar, por su rechinador timbre, su rabia y las posibilidades que exhibe. Y, en la música que elabora en compañía de su hermano Mark y el par de instrumentistas que integran Hop Along, ésta suena naturalmente convincente, ya sea incursionando en las texturas acústicas del folk que en la electricidad a tope del rock que da vida a sus potentes composiciones.

 

 

Enrique Blanc

 

Puedes seguir cualquier respuesta con RSS 2.0   

Búsqueda de las siguientes palabras

Más opciones

Lo mas

Cartones

Chuchos y michos
MONICÓMICS
Pupa y Lavinia
Restaurante Macoátl