elradar

OCIO | La guía para vivir la ciudad
Código del impreso: o3
Se levanta la bandera

La bandera mexicana se apodera de las calles y recintos ofciales durante este mes, por lo que nos adentramos en los procesos de su manufactura. 

 
Por  OCIO

En la escuela nos enseñaron a identificar nuestra bandera: el verde, blanco y rojo, combinación trigarante a la cual se le ha otorgado significados como esperanza, unidad y la sangre derramada. El escudo, que representa la leyenda de la fundación de Tenochtitlan, lo reconocemos con el águila devorando una serpiente sobre un nopal. Y a pesar de que en la escuela todos los lunes nos formábamos a rendirle homenaje a la bandera y le jurábamos ser siempre fieles con un movimiento enérgico del brazo, quizá nos faltaba la seriedad y exactitud que los actos protocolarios oficiales tienen. Lo que sí es claro, es que la bandera se hace presente en los momentos en los que más abrazamos nuestra mexicanidad: no faltan en los partidos de futbol, cuando alguien se va de intercambio a otro país o en este mes patrio donde sus colores adornan el entorno. La bandera es una parte de lo que somos y de cómo nos representamos en el mundo. Por eso, en Ocio nos interesó saber de dónde vienen las banderas que encontramos en nuestro país: desde la que se vemos en el Zócalo de la Ciudad de México hasta las que puedes poner en la ventana de tu carro, y te compartimos el proceso de elaboración de la bandera, tanto el oficial como el proceso en serie, que quizá muchos no conocen. 

 

 Gabriela Muñoz

 

 


Puedes seguir cualquier respuesta con RSS 2.0   

Búsqueda de las siguientes palabras

Más opciones

Lo mas

Cartones

Chuchos y michos
MONICÓMICS
Pupa y Lavinia
Restaurante Macoátl