columnas

OCIO | La guía para vivir la ciudad
Código del impreso: 917o12
El teatro y su día mundial
Agenda cultural

El teatro y el entorno en el que se desenvuelve tiene padecimientos que deben corregirse

 
Por 

Ana y Óscar estudian artes escénicas, ambos asisten a los miércoles de teatro y agradecen que no haya que pagar por ello. Su condición de estudiantes no les permite acceder a funciones con costo; poco saben de los sistemas de producción que supone vivir del teatro. Si tienen talento y corren con suerte, algún director los convocará a participar en una puesta. Entonces, el teatro cambiará su imagen, poco habrá de las palabras de Warlikowsky, el director polaco encargado de escribir el mensaje del Día Mundial del Teatro el pasado 28 de marzo. Les costará trabajo encontrar en la realidad del teatro local la poesía de autores como Thomas Mann, John Maxwell, Kafka, Coetzee, quienes precedieron al polaco con mensajes esperanzadores sobre el teatro.

Ana y Óscar participarán en apasionadas reuniones sobre la dramaturgia elegida o mejor aún, sobre la estrategia estética que como grupo seguirán para escribir su propia historia. Buscarán espacios para sus ensayos, algún sitio prestado que probablemente será el más inadecuado. Se darán cita puntualmente durante meses para ensayar sin que esto suponga un pago por su trabajo, al contrario, sumarán sus esfuerzos y recursos para pagar vestuario, utilería, escenografía y todos los diseños y aspectos técnicos necesarios. Le pedirán algún amigo diseñador que “les haga el paro” con la carpeta que presentarán a todos los programas públicos que ofrecen apoyo, con la ilusión de resultar beneficiados.  Se presentarán a los distintos foros de la ciudad esperando nuevamente que no haya ningún cobro por la operación y uso del mismo y que la taquilla, ese pariente lejano, olvidado de su currícula, les permita recuperarse. Para Ana y Óscar tareas como la investigación, la lectura, la construcción de su propio observatorio del mundo y de su discurso estético, irán desdibujándose frente a los intentos por resolver de forma desarticulada la serie de demandas que tiene la producción escénica. Conseguirán trabajo, impartirán clases aquí y allá mientras seguimos leyendo en las taquillas: Entrada gratis.  

 

Puedes seguir cualquier respuesta con RSS 2.0   

Búsqueda de las siguientes palabras

Más opciones

Lo mas

Cartones

Chuchos y michos
MONICÓMICS
Pupa y Lavinia
Restaurante Macoátl