botica

OCIO | La guía para vivir la ciudad
Código del impreso: 906o32
Demostrar lo invisible
Tags:
Zona Diversa

El dramaturgo franco-canadiense, Michel Marc Bouchard, platica en exclusiva con Zona Diversa de teatro, Xavier Dolan y México 

"No creo en el teatro gay, creo en el teatro en general, porque una buena pieza es una buena pieza"

 
Por 

“La fuerza del teatro radica en que es el último lugar de la política, la filosofía y la sociología en el que podemos desarrollar plenamente la argumentación, las ideas y los conceptos. Encuentro, como lo hacía Bertolt Brecht, que el teatro puede demostrar lo invisible”, con esta frase inicia su charla con Zona Diversa el artista franco-canadiense Michel Marc Bouchard.

Dramaturgo, escenarista y director de exposiciones temáticas, Bouchard es reconocido internacionalmente por ser autor de más de 25 piezas teatrales que se distinguen por abordar, entre otros temas, las relaciones amorosas entre personas del mismo sexo, la subversión de las normas dominantes del género, la marginalidad, la homofobia y el SIDA.

Fue hace tres décadas que el quebequense decidió sumarse al movimiento de liberación homosexual de su región. Lo hizo desde la dramaturgia, al escribir obras clave de temática gay, entre ellas “Los endebles” y “La contranatura de Chrysippe Tanguay, ecologista”. “Decidí que tenía la posibilidad de montar historias basadas en relaciones de dos hombres o de dos mujeres porque me identificaba con ello. En los años ochenta, cuando había un fuerte movimiento político gay, era una cuestión fundamental para nosotros”, explica.

Sin embargo,  el también autor de “El camino de los pasos peligrosos”, rechaza ser etiquetado como un simple dramaturgo gay, pues asegura, sus piezas son universales. “No me gusta que me encasillen así porque siento que me encierran en un círculo y quiero ser un autor distinto. No creo en el teatro gay, creo en el teatro en general, porque una buena pieza es una buena pieza y eso le interesa a todo el mundo”.    

Tom en el granero y tierra azteca

En 2011, Michel Marc Bouchard estrenó en Montreal la obra “Tom en el granero”, en la que muestra los conflictos que aún viven los homosexuales del medio rural norteamericano, la cual, fue llevada a la pantalla grande por el cineasta Xavier Dolan, a quien el dramaturgo define como un joven carismático y muy trabajador. “La gente conoce al personaje exuberante, pero el Xavier profesional es extraordinario. Mientras se hizo la adaptación hubo una negociación porque no se podía llevar al cine toda la obra. Él hace las cosas muy rápido. ‘Tom en el granero’ se filmó en 17 días, lo que es muy poco tiempo para una cinta así. Al final, lo que me parece mejor es que el sabor de la pieza se conserva en la película”, comenta.

La relación del canadiense con México es muy estrecha. Varias de sus obras han sido montadas por diversas compañías incluso en Guadalajara. Por esta razón, no duda en considerar al país como su segundo lugar de trabajo. “Amó México, la cultura mexicana y la libertad que veo en el teatro de este país. Mis obras de temática gay han sido muy bien recibidas, por lo que pienso que hay una gran apertura hacia la diversidad sexual. Esto me resulta interesante porque se trata de una nación muy católica, como también lo es la mía. Los canadienses y los mexicanos tenemos una relación de religión, homosexualidad y sensualidad que están muy presentes”, finaliza.

Puedes seguir cualquier respuesta con RSS 2.0   

Búsqueda de las siguientes palabras

Más opciones

Lo mas

Cartones

Chuchos y michos
MONICÓMICS
Pupa y Lavinia
Restaurante Macoátl