Notas Relacionadas

columnas

OCIO | La guía para vivir la ciudad
Código del impreso: 905o32
La seductora ginebra
Tags:

Ya sea directo de una copa o preparada en coctel, disfruta esta bebida

 
Por 

Casi siempre las tendencias modernas suelen venir de raíces muy tradicionales, y las cosas que para muchos son de ultra vanguardia para otros más sólo son cuestiones venidas del pasado que han sido modernizadas.

Es el caso de la ginebra, que por su nombre en inglés –gin- quizá resulte más conocida. Últimamente el gin ha tenido un despegue en la preferencia de los consumidores, pero aunque esta ola de moda nos ha llegado de España, este país no es el lugar donde más se consume, arriba de los españoles están los estadounidenses y en la cima los filipinos, estos últimos consumen el doble de ginebra que los españoles.

La ginebra es una bebida destilada que nació con fines medicinales y no de recreación, la idea inicial del profesor de medicina Franciscus de la Boe en la universidad holandesa de Laiden, fue la de tener un auxiliar en diferentes tratamientos que él desarrollaba, pero fue en Inglaterra, mucho tiempo después, donde realmente se popularizó.

La ginebra resulta de la destilación de mostos de cereales donde la cebada sin maltear es principal, al aguardiente resultante se le rectifica con bayas de enebro que son llamadas “nebrinas” , además de adicionarle otros agentes aromatizantes y saborizantes que le dan a cada ginebra su toque característico. Hoy en día este toque de aromas se ha alejado de las originales hierbas y especias para ser complementado con todo tipo de adiciones, lo que le dan a esta bebida modernidad y renuevan su juventud.

¿Pero qué demonios es el enebro? El enebro, como lo llamamos en español y que es sinónimo del ginebró en catalán,genévrier en francés, jeneverbes en holandés, es un arbusto de la familia de los cipreses y más específicamente puedo decirles que es un junípero. Y para que vean que todo hace sentido, la palabra junípero deriva del celta juneprus que significa: áspero, tanto por el sabor de sus frutos como por la conformación de sus hojas que son punzantes.

Por tanto si regresamos a los vasos llenos de gin, claro que podemos imaginarnos en los aromas  toda esta historia, podemos sorber y disfrutar estos sabores de la tradición europea; con ello me que refiero a los ginebras clásicos, no a los modernos que resultan más seductores y hasta dicen algunos: afrodisiacos.

Quizá la forma más famosa que tenemos de disfrutar la ginebra es el gin tonic, donde la ginebra y el agua quina (tónica) se mezclan para entregar una bebida fresca y que los ingleses desarrollaron para prevenir el contagio de la malaria. Si nos sofisticamos un poco más, la ginebra y el bermut seco se abrazan para generar un martini seco, claro que no debemos olvidar la aceituna y por supuesto atender la recomendación de que este debe ser mezclado no agitado.

En el momento que vivimos, la creatividad es toda y las reglas se han desdibujado, por lo tanto podemos disfrutar de los sorbos de gin directo de una copa o bien inclinarnos por los tragos de los fabulosos y coloridos cocteles que aparecen en las barras de los bares.

Puedes seguir cualquier respuesta con RSS 2.0   

Búsqueda de las siguientes palabras

Más opciones

Lo mas

Cartones

Chuchos y michos
MONICÓMICS
Pupa y Lavinia
Restaurante Macoátl