columnas

Código del impreso: 863o33
Messi y C. Ronaldo

Con este artículo, el columnista Antonio Laveaga se despide del suplemento Ocio

 
Por 

Últimamente he visto y leído las reseñas de los partidos de los equipos españoles de futbol Barcelona y Real Madrid y mi conclusión es: que los entrenadores tienen un ¡bonito problema! que es no saber a quién alinear por tener tantos jugadores “estrella” ¿a cuántos les gustaría estar en esa situación? Aunque no parezca es difícil sortear de la baraja a los mejores que confronten el partido en cuestión.
Así nos sucedió en días pasados, un buen amigo Otto Monsiváis, queriendo consentir a un grupo de amistades se atrevió a descorchar solamente a jugador “Premier” una constelación de estrellas de origen español y argentino, el primero de la región de Priorato Plannots, el siguiente de la región Toro, La Mula de la Quietud, otro de Ribera del Duero Inés de la casa Vizcarra y por último el pibe, Finca Remota de la Casa Mendel de Argentina.
Viene otra vez la analogía entre el vino y el futbol. Como entes individuales cada uno es magnífico, no dudamos de sus atributos y capacidades, pero hay que saber con “quien” los vas a enfrentar, a maridar para escoger a tus mejores exponentes para destacar sus habilidades. Al grano, descorchamos el Finca Remota de Mendel, excelente vino, de inicio nos sirvieron un plato con chorizo del gaitero, solos muy buenos pero integrados, ¡qué buena armonización de platillo y comida!, aquí es donde me refiero a los jugadores vas a alinear para enfrentar al enemigo, este Finca Remota con el chorizo fue ideal.
Después de varios ejercicios de vino y comida otro buen amigo en dicha cena, Oscar Lorenzo, experto en vinos, nos cuestiona: de los 4 vinos bebidos hoy, sin considerar maridaje, precio, etiqueta, romanticismo, etc. ¿cuál es el mejor? A lo que pienso, es como si a Messi o a Ronaldo los encueran y les quitan todos los títulos y blasones ganados y serán evaluados por esa única exhibición. Una buena noche, una buena añada, una buena compañía, un buen desempeño etc. y quizá lo que es peor, dejarte influenciar, no confiar en tu paladar o en tus observaciones y dar un juicio no honesto, pero eso no nos paso. 
Aquí la respuesta y sin tapujos: 1er lugar Plannots de Priorato, vino elegante, taninos achatados, suaves el segundo lugar fue polémico entre Inés y la Mula de la Quietud, ambos vinos del viejo mundo pero de escuela moderna de mucho carácter y personalidad y el cuarto fue Finca Remota Malbec reconocible desde el color, vino goloso que como ya lo dije armonizo idealmente con chorizo español.
Confieso que si no es en concurso, a mi no me gusta hacer este tipo de comparativas, estamos bebiendo vinos francos, auténticos de la región, vinos que no engañan, vinos exageradamente honestos y yo creo que no es justo comparar uno con otro, a veces puede brincar un vino que, como se dice en el ámbito, puede ser un mal testigo.
Por último, he aprendido y lo creo, que a esta vida hemos venido a dar y recibir, por lo mismo y sin entrar en drama y repetir el rollo de que todo tiene su ciclo, quiero despedirme de ustedes, de este gran espacio de vino que tanto me ha dado y creo que he correspondido.
Agradezco a Uds. Lectores, a Milenio, a Mónica y a Kali por la oportunidad de permitirme expresar en blanco y negro, casi tinto, sobre mis experiencias, inquietudes, cuestiones, catas, vivencias, viajes, etc. alrededor del agua de vides.
Nos seguiremos viendo y de ser así, prefiero que sea con una botella de vino al centro de una mesa, que es como mejor se hacen los amigos.

Puedes seguir cualquier respuesta con RSS 2.0   

Búsqueda de las siguientes palabras

Más opciones

Lo mas

Cartones

Chuchos y michos
MONICÓMICS
Pupa y Lavinia
Restaurante Macoátl