agenda

OCIO | La guía para vivir la ciudad
Código del impreso: 73419a
Termina “el silencio” de Caifanes
Música

Después de 16 años, la banda capitalina regresa a los escenarios con dos fechas de concierto para Guadalajara

Caifanes
8 y 9 de octubre, 21:00 h. ARENA VFG.
Rancho Los 3 Potrillos, Km. 20 carreterra a Chapala, Tlajomulco de Zuñiga.
T/3834-7606. Boletos: de $270 a $1,430. De venta en Ticketmaster (T/3818-3800)

 

Con sólo ocho años de existencia (1987-1995) en su primera etapa, Caifanes se convirtió en la banda de rock en español más importante de nuestro país y un referente en la escena de América Latina.

Como decir “aquí no pasa nada”, Caifanes regresa a los escenarios, el “viento” los trae de vuelta después de su encuentro en el Vive Latino. “Mátenme porque me muero” gritaron los fans cuando la banda se separó y han esperado más de un decenio para este concierto. “Los dioses ocultos” harán posible escuchar esos temas que se llevan “debajo de tu piel” y “para que no digas que no pienso en ti” hasta dos fechas se han colocado en Guadalajara. “La bestia humana” será difícil de contener, es “la célula que explota” la que provocará éxtasis en los oídos de quienes escuchen en vivo “Afuera” y otros éxitos.

Sólo cuentan cuatro álbumes de estudio y un disco desenchufado, cuatro recopilatorios y un tributo en dos volúmenes. Las Insólitas Imágenes de Aurora fue el nombre de la agrupación en su comienzo, en 1984, tras la separación de esta banda nació Caifanes. Su primera presentación fue el 1987 en Rockotitlán, conocido recinto underground que les abrió las puertas. A pesar del pleno apogeo del rock en tu idioma, no fue sencillo para Caifanes lograr entrar en la escena, un histórico concierto como teloneros de Miguel Mateos, ese mismo año, fue el detonante. Lanzaron su primer álbum en agosto de 1988. Durante esos años no sólo crearon su historia sino la del rock en México, y apoyaron al igual a agrupaciones como La Maldita Vecindad. El último concierto lo realizaron el 18 de agosto de 1995 en San Luis Potosí.

Hace tan sólo algunos meses después de su exitosa presentación en el Vive Latino, Sabo Romo platicó con Ocio y se mostró emocionado por esta gira: “Lo más chingón es que la gente no ha dejado que Caifanes se extinga. Y es que los Caifanes aportan una dosis de rock and roll y el resto lo hace la banda, con su participación, con su amor, su entrega, sus gritos y hasta sus mentadas”. El músico adelantó que la gira se llevaría a cabo a lo grande: “Hasta ahora hay 25 fechas confirmadas, que van desde Querétaro hasta Nueva York, y pasando por todo lo que hay en medio (risas)”, y se cumplió.

La emoción en el escenario de los integrantes de la banda será más que palpable, la de los fanáticos será el detonante de dos grandes noches de concierto. Saúl Hernández, Alfonso André, Diego Herrera, Sabo Romo y Alejandro Marcovich llegarán a Guadalajara a compartir su legado con un sentimiento diferente, una mezcla entre reencuentro y experiencia.

La voz del seguidor

Nos encontramos con uno de los tantos fanáticos de Caifanes. Gerardo González es músico, originario de Guadalajara, toca de vez en cuando con sus amigos, en bandas o en solitario, y el regreso de Caifanes lo tiene emocionado. “Creo que es la banda más importante del rock en español, algunos dirían que no, que el Tri es la más importante, pero ellos empezaron cantando en inglés. Caifanes desde el principio y a pesar de su corta carrera marcaron pauta en la música”. Para Gerardo se siente como el reencuentro con su mejor amigo, tuvo la oportunidad de verlos hasta 1995 en la plaza de toros Nuevo Progreso, pero la transición a Jaguares ya había tomado forma. “Estoy muy emocionado porque a pesar de que Saúl no está muy bien de su garganta, va a venir a tocar”. Decidir entre un tema favorito es difícil pero se convence con ‘Perdí mi ojo de venado’: "Porque tienen letras acerca de chamanismo, me interesa mucho ese cotorreo, la onda espiritual".

Puedes seguir cualquier respuesta con RSS 2.0   

Búsqueda de las siguientes palabras

Más opciones

Lo mas

Cartones

Chuchos y michos
MONICÓMICS
Pupa y Lavinia
Restaurante Macoátl